Encuentro con Luis Alberto de Cuenca

IMG_2411.jpgEl Departamento de Lengua castellana y Literatura ha organizado en torno al Día del Libro 2017 una serie de encuentros con autores. El primero fue el de Emi Rap; el segundo, con asistencia de estudiantes de 3º de ESO y de 1º de Bachillerato (Literatura Universal), el del poeta Luis Alberto de Cuenca, Premio Nacional de Poesía 2015.

Esta es la grabación en audio del acto, que publicamos aquí con permiso del autor. Durante el evento, el poeta regaló libros que luego dedicó a los estudiantes.

Algunas de las lecturas que mencionó y animó a leer son:

  • Canciones, de Guillermo de Aquitania (siglo XII).
  • Cancionero, de Petrarca (s. XIV).
  • Frankenstein, de Mary Shelley (s. XIX).
  • El vampiro, de John W. Polidori (s. XIX).
  • Vampirismo, del alemán E.T.A. Hoffmann (s. XIX).

    IMG_2425.jpg

  • La máquina del tiempo, de H.G. Wells (s. XIX).
  • Por el tiempo, de Robert Silverberg (s. XX).
  • Pequeño Nemo (s. XX). (No te pierdas este magnífico doodle que Google hizo en homenaje a este cómic, una de las joyas de nuestra tradición cultural).
  • Los retratos (1971) –al ser preguntado por su primer libro–.
    Cuaderno de vacaciones (2014), Premio Nacional de Poesía.
    Abre todas las puertas. Antología 1972-2014 (2016).
  • Viñetas de plata, dibujado por Laura Pérez Vernetti (2017).
Luis Alberto de Cuenca inició su intervención elogiando la exposición de objetos poéticos que hemos organizado este curso. Falta el esqueleto que la vigila, pero para hacerse una idea…
IMG_2362.JPG
Puedes leer una selección de sus versos en Un poema cada día. Aquí debajo tienes otra muestra (la mayoría los leyó en nuestro centro).

LAC21abril17.jpg

EL DESAYUNO
Me gustas cuando dices tonterías,
cuando metes la pata, cuando mientes,
cuando te vas de compras con tu madre
y llego tarde al cine por tu culpa.
Me gustas más cuando es mi cumpleaños
y me cubres de besos y de tartas,
o cuando eres feliz y se te nota,
o cuando eres genial con una frase
que lo resume todo, o cuando ríes
(tu risa es una ducha en el infierno),
o cuando me perdonas un olvido.
Pero aún me gustas más, tanto que casi
no puedo resistir lo que me gustas,
cuando, llena de vida, te despiertas
y lo primero que haces es decirme:
«Tengo un hambre feroz esta mañana.
Voy a empezar contigo el desayuno».
(El hacha y la rosa, 1993)

Sigue leyendo